lunes, 1 de noviembre de 2010

LA "OTRA" PESCA

Llegó la temporada de la "otra pesca", que al igual que en la pesca deportiva se suele utilizar los términos: "asín de grande" y "me reventé de cogé".
Sí, lo habéis adivinado, me refiero a la recolección de setas, que en mi caso nunca ha pasado del Lactarius Deliciosus, es decir el níscalo.

Ni idea (Nideus Nideus)


Es curioso pero en esto...también salen entendidos de debajo de las piedras, vamos, ¡más que setas!. Conocí este arte hace mucho años, así como...veinte y... tantos, cuando mi cuñado me invitó a probar algunos níscalos, su familia, de origen murciano (de Murcia, no de Marte), habían sido los primeros que en el pueblo recolectaron níscalos más de treinta años atrás. Los nativos de la localidad se llevaban las manos a la cabeza cuando observaban a su padre recolectar.....¡setas!.

Más "nideus"

Mi afición a la recolección llegó hace muy poco tiempo y sin querer...: Recuerdo que mi mejor amigo me llamó para decirme que se encontraban en la localidad y que si nos apuntabamos a dar un paseo por el campo.

Ni la tocus por si acasus

Escogimos un buen día, tras una de esas fiestas globalizadas en las que te obligan a pasártelo bien o ..estas muerto. Vacunados contra esa enfermedad, estábamos frescos y las dos familias ¡solas en el monte!...Mi amigo me preguntó si podría haber níscalos, a lo que yo respondí encogiendome de hombros. Habíamos visto mes antes a varias personas con níscalos pero...no era yo como para fiarse. Gracias a los conocimientos de mi mujer y de nuestros amigos podríamos reconocerlos y sobre todo encontrarlos.

Lactarius Deliciosuuuuus

Después de dejar los coches, nos internábamos en el campo, y... ¡horror!, un grupo de unas cuatro personas se acercaban, ya de vuelta hacia nosotros, ¡y con cestas!, ¡¡Po no estábamos sólos!!, a medida que nos acercábamos nuestras miradas se clavaban en las cestas y nuestros cuellos se alargaban unos cuantos centímetros...Y.. ¡SÍ!, llevaban setas, pocas...pero en una de ellas como seis o siete níscalos. -"Macho, si estos tipos, con pinta de entendidos, y vestimenta der corteinglé, llevan eso...no sé, no sé"- le comente a mi amigo y a las parientas.

¿pretendias engañarmeeee?


Una hora después y a menos de un kilómetro, todos, niños incluidos, nos mirábamos, con cara de incrédulos y mirábamos nuestra cesta con más de dos kilos de níscalos como platos. ...¡¿?!


Entonces comencé a enterarme:  por muchas cestas que veas ese día, (como en la pesca), no te rindas.

Pero también aprendí algunas reglas importantes:

1.-Si vas sólo, Disfruta del paseo, respira hondo y despacio, ¡relaaaaajate!

2.-Si vas acompañado disfruta del paseo y de la conversación, ¡relaaaajate!

3.-No compitas, ¡relaaajate! al que coja más setas que tú, deseale buen provecho y ...aprende.

4.-Deja en ese día, tiempo para degustar las setas en familia o con amigos, puedes que mañana no lo tengas.

5.-¡No la riegues con Don Simón!, compra un buen vino, ¡no seas rácano!.


Al final te habrás dado cuenta que recolectar setas...es sólo una excusa.
 

P.D.: 6.- No enseñes tu recolección en público....

2 comentarios:

  1. un mundo apasionante tambien ...
    Como bien has dicho es solo una excusa... para comer como dios, y para pegarte un buen paseo por el monte en otoño .. una estacion magica..
    A ver si las lluvias nos llenan los campos de agua y de paso nos regalan una buena temporada.
    SAludos .
    Elrodi

    ResponderEliminar