domingo, 27 de noviembre de 2011

HACKEANDO LA GOPRO

Me toca hablar del testigo de mis pescas, mi Gopro 960.
La compré por tres razones fundamentales, aunque puedan parecer obvias:
1ª Calidad de imagen: bien editadas, ofrece unos resultados más que aceptables sobre todo para publicar en la web.
2ª Su "Gran" gran angular: un amplio campo de visión de 170º ideal para no perder detalle dentro del pequeño kayak.
3ª Su robustez: sin discusión, su carcasa es dura, como todo en esta vida...se rompe, pero cuesta.
Existen más ventajas pero no voy a entrar en detalle. No obstante si algún sponsor quiere que pruebe la nueva gopro...le brindo reportaje y enlace definitivo!.
Como indica el titulo os voy a enseñar algunos "suplementos caseros" que me facilitan su uso.
Empecemos por el protector de lente. Indispensable para la arena de la playa, el fondo de la mochila, los bolsillos llenos de castañas..etc. Aunque la lente de la carcasa se puede cambiar... un arañazo durante la grabación... no lo quita ni "San Photoshop".


Tapón de botella de agua mineral, elástico, gomilla o como se llame y un trozo de goma-espuma, ambos del costurero y ...Voila!!! Protector eficaz y barato como él sólo.
Mi segundo suplemento consigue evitar un problema típico de la gopro: La condensación de humedad en la lente.
Cuando la gopro y la mayoría de cámaras, llevan algún tiempo grabando, la batería se calienta lo suficiente como para hacer que la poca humedad relativa que existe dentro de la carcasa, termine condensándose en el centro de su lente, punto más alejado de la batería y por tanto con mayor diferencia de temperatura.
Este problema ha llevado a que el fabricante ofrezca la alternativa de una especie de "secante", que colocado dentro de la carcasa, junto a la cámara, evita dicha condensación. Pues bien, cuando me lo contaron creí que era coña... la solución a nuestros problemas estaba en nuestra cocina...¡¡la ballerina de toda la vida!!. Un pequeño trozo de esta bayeta, sin usar por supuesto, te absorbe todo rastro de humedad y sirve varias veces.
Hice la prueba con la cámara grabando hasta agotar la batería, realizando time lapse, a pleno sol, dentro de agua fría, de noche....y perfecto!!! ¡ni gota, ni gota!.


Mejor dos piezas, una a cada lado y ¡ojo al cerrar la carcasa! que no pille la junta tórica, de lo contrario no permanece estanca.

El último accesorio es el más caro...¡que queréis no me pude resistir! ¡para que sirve el dinero!!!...así que me gaste los...cinco euros que pedían.

Se trata de un Salabre o Salabar o sacadera o como os ¡dé la real gana!, comprado en el chino de la esquina. Lo único  que tenía bueno era su maravilloso mango telescópico de aluminio, ligero y con un tamaño ideal para construir un monopode para la gopro. Así que utilizando uno de los soportes que incluye la cámara, taladro y por supuesto...¡cinta americana! obtenemos esto:

 Y es con este último "accesorio" con el que se consigue un punto de vista...distinto, donde te puedes convertir en el protagonista de la escena, así que os dejo un vídeo con algunos ejemplos de este "punto de vista". No os perdáis lo que se le ocurrió al pequeñajo en la preciosa duna de Bolonia.

viernes, 11 de noviembre de 2011

DE ORCAS...

Lo prometido es deuda!. Aquí tenéis un vídeo grabado por mi buen amigo Mario el pasado año. Vereis lo que os decía en la entrada anterior. Aunque no se vean referencias de costa, es en Barbate y por ahí cerca, me he visto varias veces persiguiendo  Bonitos.
Las Fotos son de Aurelio Morales (Yeyo), al que no tengo el gusto de conocer, pero que tiene unas fotos sobre cetáceos en el Estrecho ¡Impresionantes!. apuntaos a la Isla de los Delfines y la podréis ver.


Estas fotografías cerca de playa, me trae recuerdos de cuando era niño, las Orcas en la playa del Carmen o en la playa de Rajamanta (por donde suelo salir con mi kayak) eran muuuuy frecuentes y nosotros eramos testigos... desde la playa.... Luego, llegó National Geographic... y se encargó de convertirlas en "exóticas", es decir si le contabas al amigo Foráneo-veraniego "lo de las Orcas" (espartes para nosotros), lo mejor que te podía pasar es que no parase de reír en todo el verano.
Las he visto en muchas ocasiones, pero nunca desde el kayak. En una de esas ocasiones, me encontraba en el paseo marítimo y en la playa, una familia de orcas estaba bastante cerca de la orilla. Probablemente habrían estado persiguiendo a algún atún. Cuando deciden alejarse lo hacen hacía el espigón de poniente del puerto, que junto al extremo de tierra de la Almadraba, formaba un estrecho pasillo por el que se verían obligadas a pasar. Mucha gente que había estado observando, decidió ir hacia allí para ver más de cerca. Lo bloques rompeolas y el pequeño faro que marca la luz roja de Babor en el espigón, se llenaron de curiosos, ¡no sé como nos agarrábamos!.
El Esparte macho con su gran aleta recta, fue el que más se acercó y por la frecuencia que traía de salida, para respirar, todos comentaban "¡sale aquí, sale aquí!", señalando el punto más cercano a nuestras narices. De repente... esa "salida" para respirar, no se produjo y muy cerca de los bloques y a una profundidad de un metro aproximadamente, vimos pasar a una especie de "autobús" negro con su gran mancha blanca en la panza, recostado...nadando muy lentamente...y mirándonos, ¡mirandonos!, porque si algo se apreciaba bien ...era su gran ojo y cómo nos estudiaba.
Os puedo asegurar, que el alboroto que había entre las 60 ó 70 personas que allí nos encontrábamos, desapareció y se convirtió en un silencio...que todavía recuerdo. ¡Vamos que nos cag... de miedo!.



¡Que seais Felices!

viernes, 4 de noviembre de 2011

¡QUE TE COMO!

¡No perdáis detalle!, sobre todo los que pescamos en kayak. La historia sucede en Santa Barbara, California y los "animalitos" estaban desayunando..."pa vernos matao". Estoy seguro que la chica dijo eso.

Y por increíble que parezca, en las aguas donde pesco..., te puede pasar eso mismo pero...con ORCAS!. NO, no es "coña". en breve os pondré algún vídeo y fotos...

¡Permanezcan atentos a sus pantallas!